CÚMULOS ESTELARES Y GLOBULARES

Podemos distinguir dos tipos de cúmulos:

Cúmulos estelares o abiertos: son cúmulos de estrellas pertenecientes a nuestra Vía Láctea, compuestos por decenes o centenas de estrellas, generalmente próximos a nosotros, por lo que ocupan porciones relativamente grandes del cielo (varios minutos de arco). Muchos de ellos son visibles a simple vista y se suelen concentrar en lo largo de la banda lechosa que es la Vía Láctea. Para su fotografía es necesario seguimiento, focales medias (superiores a 300 mm. generalmente) y películas de 400 ASA o superior.

Cúmulos globulares: con concentraciones de cientos de miles de estrellas, concentrados en un "reducido" espacio, por lo que tienen aspecto de una bola grisácea que, al telescopio, pueden resolverse en estrellas individuales. Se localizan fuera de nuestra galaxia, y existen miles de ellos que rodean a la Vía Láctea en todas las direcciones. Con un seguimiento adecuado y focales largas, superiores a los 500 mm y películas de 800 ASA podremos captarlos con el tamaño suficiente como para poder ver alguna estructura en ellos. De lo contrario, sólo obtendremos unas pequeñas manchitas en nuestras fotografías.

Ver fotografías de cúmulos estelaresCúmulos estelares

Ver fotografías de cúmulos estelaresCúmulos globulares

A AstrofotografiaA astrofografía